“La bondad de Dios te guía al arrepentimiento” (Romanos 2:4)

la purificación de los levitas


En un tema anterior vimos como es necesario: "limpiar el corazón, purificarlo" para que ese corazón pueda entender la Palabra y ponerla por obra para fructificar. Hoy veremos el proceso para purificar ese corazón, de tal manera que sea llevado a un estado de obediencia.


Creo, que después del evento de salvación por la sangre del Cordero, Jesús/Yeshua, uno de los primeros y más importantes pasos en la vida del creyente es el tiempo de purificación, porque sin purificación no puede haber santidad, ni tampoco un llamado real de Dios/Elohim a servir en su obra. La Palabra de Dios/Elohim, nos habla de un tiempo de purificación que lo vemos en la vida de los levitas:


"De nuevo el SEÑOR habló a Moisés, diciendo:
Toma de entre los hijos de Israel
a los levitas y purifícalos".
Números 8:5-6


Los levitas eran descendientes de Levi, y de sus tres hijos: Gerson, Coat y Merari

Estos eran los encargados de los "sacrificios en los atrios", del tabernáculo en el desierto y luego en el Templo de Salomón. Así mismo eran los "cantores escogidos" a tiempo completo para el servicio en el Templo:


"Y había cantores,
jefes de casas paternas de los levitas,
que habitaban en las cámaras del templo,
libres de todo otro servicio,
porque estaban ocupados en
su trabajo día y noche".
1 Crónicas 9:33


Los sacrificios en los atrios del templo, eran principalmente holocaustos, es decir sacrificios completos hasta hacerse cenizas de animales como el cordero, o la vaca alazana, de donde se extraían las cenizas para mezclarlas con agua para hacer el "agua purificadora" como lo veremos adelante.

La orden dada a Moisés fue:


“Así harás con ellos para su purificación:
rociarás sobre ellos agua purificadora,
y que ellos hagan pasar una navaja
sobre todo su cuerpo,
laven sus ropas y quedarán purificados".
Numeros 8:7


Tres cosas eran efectuadas para purificarlos:


1.-Eran rociados con agua purificadora
2.-los afeitaban de todo su cuerpo
3.-Lavaban sus vestiduras

***

1) rociado con agua purificadora


Acá resaltamos varios puntos en el proceso espiritual de rociar con agua purificadora:


1.-Reconocerse culpable delante de Dios/Elohim, de haber errado, o sea pecado. (pecado=errar en el blanco)

2.-Arrepentirse por el pecado cometido.

3.-Buscar la reconciliación delante de Dios porque el pecado separa, y también reflejarlo mediante una reconciliación con aquel al cual se hirio, se agredió, se faltó, en suma: contra aquel que se pecó, buscar reconciliación, mediante el reconocimiento del pecado y el arrepentimiento al mismo.


El agua purificadora se hacía mezclando agua pura + cenizas extraídas de lo que se quemaba en el altar como holocausto por el pecado:


"Entonces para la persona inmunda
tomarán de las cenizas de lo que se quemó
para purificación del pecado,
y echarán sobre ella agua corriente en una vasija".
Números 19:17


La primera señal que Jesús/Yeshua hizo para los creyentes del nuevo Pacto, fue utilizar una tinajas de piedra utilizadas para la purificación y llenarlas de agua y cambiar el agua en vino.

Había una gran boda en Caná de Galilea, Jesús, sus discípulos y su madre fueron invitados, y durante la fiesta se les acabó el vino, y Jesús utilizó una tinajas que estaban "vacías", recuerde esto, y las llenó de agua e hizo el milagro de transformar el agua en vino:


"Y había allí seis tinajas de piedra,
puestas para ser usadas en el rito
de la purificación de los judíos;
en cada una cabían dos o tres cántaros.
Jesús les dijo: 'Llenad de agua las tinajas'.
Y las llenaron hasta el borde.

Entonces les dijo: 'Sacad ahora un poco
y llevadlo al maestresala'.
Y se lo llevaron.

Cuando el maestresala probó el agua
convertida en vino, y como no sabía de dónde era
(pero los que servían, que habían sacado el agua,
lo sabían), el maestresala llamó al novio,
y le dijo: 'Todo hombre sirve primero el vino bueno,
y cuando ya han tomado bastante,
entonces el inferior; pero tú has guardado
hasta ahora el vino bueno'.

Este principio de sus señales hizo Jesús
en Caná de Galilea, y manifestó su gloria,
y sus discípulos creyeron en El.
Juan 2:6-11


La pregunta que me hago es: ¿Porqué estaban vacías las tinajas de piedra?

Y la respuesta que obtengo es: porque todos los que estaban en la casa celebrando la fiesta de bodas, al entrar se habían "purificado" con esa agua, al punto que dejaron vacías las tinajas, y mire que cada una contenía una gran cantidad de agua: Cien litros más o menos cada una, o sea unos 600 litros y estaban vacías!!

¡¡Si que habían muchos invitados en la fiesta!!

Ahora esta purificación era según el rito de la ley. Pero viene el que trae la Gracia: El Mesías Jesús/Yeshua!! y utiliza las mismas vasijas, las llena de agua y ahora convierte el agua en vino y da de beber de ese vino "que se transformó de alguna manera en un vino purificador".

El vino es figura del Espíritu Santo, del Ruah Hakodesh, de la brisa de Santidad que viene del Padre, que es ahora el que desde adentro en nosotros lleva a cabo el proceso de purificación, ahora ya no es un rito externo en nuestros pies, ahora es un evento interno, en nuestro corazón que es llevado a purificarse.

Vea que claro, e importante: La primera señal en un verdadero creyente es que debe de ser purificado. El creyente que no experimenta constantemente el reconocimiento de la culpa por su pecado, el arrepentimiento y la búsqueda de reconciliación: ¡¡NO ESTA EN PROCESO DE PURIFICACION!!

***

2) pasar la navaja sobre todo el cuerpo


Es "rasurar la carne", es dejar al descubierto la carne.

En el antiguo Pacto, era buscar eczema, era buscar lepra que pudiera estar escondida bajo el vello de la piel. Esto nos habla de ministración para descubrir pecados ocultos, para poder dejarlos al descubiertos y poder buscar sanidad a través del mismo arrepentimiento, petición de perdón y el poder recibir ese perdón de parte de Dios/Elohim.


"Por tanto, confesaos vuestros pecados
unos a otros, y orad unos por otros
para que seáis sanados.
La oración eficaz del justo
puede lograr mucho".
Santiago 5:16

***

3) lavar sus ropas


lavar: kabás: raíz primaria; pisotear; de aquí, lavar (propiamente al pisotear), sea literalmente (incluido el proceso de pisar los fuelles) o figurativamente: - lavador, lavar.


Pisotear, es humillar, es maltratar de palabra a alguien.

Esto nos habla de la necesidad de ser humillados como proceso final de purificación.


"Bueno me es haber sido humillado,
Para que aprenda tus estatutos".
Salmos 119:71


Cuando los levitas eran purificados eran apartados para el servicio a Dios:


"Así apartarás a los levitas de entre
los hijos de Israel, y serán míos los levitas".
Números 8:14


De entre los levitas eran escogidos los sacerdotes para el servicio dentro del templo. Nosotros - los creyentes del Nuevo Pacto - dice la palabra que somos "real sacerdocio", y como sacerdotes somos dedicados a ministrar al Señor, debemos primero ser purificados para un servicio agradable a Dios/Elohim.


***


Podemos concluir diciendo entonces que la purificación para nosotros, los creyentes del Nuevo Pacto, es:


1.-Reconocer culpa, pecado, delante de Dios y de los hombres
2.-Arrepentirse
3.-Reconciliarse
4.-Debemos estar constantemente descubriendo las áreas de nuestra carne delante de Dios, y confesándolas para perdón.
5.-Buscando el humillarnos delante de Dios y de los hombres, botando toda forma de orgullo y de endurecimiento.


El que se humilla entra en un proceso de "adoración":

"Adorar":proskunéo de G4314 y un probable derivado de G2965 (significa besar, como el perro lame la mano del amo); abanicar o agazaparse a, i.e. (literalmente o figurativamente) postrarse en homenaje (hacer reverencia a, adorar):-postrarse, reverencia, suplicar.

¡Mire que es adorar!: es agazaparse, es agacharse, es postrarse, es "lamer la mano como lame la mano un perro a su amo". Por eso Dios/Elohim mira al altivo de lado, pero al que se humilla ¡¡Él lo exalta!!.


Dr. César Garavito
Guatemala

***

Gracias César

El Dr. César Garavito tiene un ministerio:
www.unidaddevaras.blogspot.com